El Ministerio de Economía refuta la calificación de Fitch Ratings porque no considera los resultados positivos de estabilidad, crecimiento y protección de la economía del pueblo

El Ministerio de Economía refuta la calificación de Fitch Ratings porque no considera los resultados positivos de estabilidad, crecimiento y protección de la economía del pueblo

Bolivia ha demostrado el cumplimiento permanente y responsable de su deuda externa. Se ratifica la vigencia del Modelo Económico Social Comunitario Pr

Samsung Galaxy Unpacked 2024: Abriendo  una nueva era de AI móvil
Banco Unión en Beni una regional en constante crecimiento
Banco Ganadero, la entidad con más de 400 puntos de atención y canales digitales ágiles e intuitivos
Compartir

Bolivia ha demostrado el cumplimiento permanente y responsable de su deuda externa. Se ratifica la vigencia del Modelo Económico Social Comunitario Productivo que prioriza el bienestar y la estabilidad de las familias bolivianas y la economía en general

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas rechaza la calificación de riesgo otorgada a Bolivia por Fitch Ratings, el día de hoy, con triple “C”, pues la misma carece de un análisis en su verdadera dimensión de los resultados positivos alcanzados en la economía nacional y los esfuerzos realizados para hacer frente al adverso entorno internacional.

Esta cartera de Estado ratifica la vigencia del Modelo Económico Social Comunitario Productivo que prioriza el bienestar y la estabilidad de las familias bolivianas y la economía en general, que se refleja en una inflación controlada, estabilidad de precios, reducción del desempleo, de la pobreza y la desigualdad, cuando en los países vecinos y del mundo se ha cargado la crisis en las espaldas del pueblo, con alza de la inflación, subida de tasas de interés y riesgo de recesión.

El Gobierno Nacional mantiene una política fiscal sostenible que seguirá impulsando la diversificación económica en sectores generadores de ingresos y empleo, para fomentar un crecimiento económico sostenible e inclusivo. Reafirma, también, el compromiso de promover la seguridad alimentaria, energética, sanitaria y la protección social, con el fin de elevar la calidad de vida de la población.

El informe de la calificadora coloca las proyecciones de crecimiento para Bolivia en un rango pesimista, cuando en 2023, ha destacado como la tercera economía con mayor crecimiento de la región. Pese al contexto internacional desfavorable, Bolivia logró un crecimiento positivo, a diferencia de Argentina, Uruguay, Chile y Perú, que registran cifras negativas en su Producto Interno Bruto (PIB) al tercer trimestre de 2023.

Para 2024, el país también proyecta un crecimiento positivo de su PIB, estimación basada en las perspectivas de las nuevas industrias inauguradas y los proyectos en ejecución, en el marco del plan de industrialización con sustitución de importaciones, como la planta de fertilizantes granulados (NPK), la planta de carbonato de litio, la planta siderúrgica del Mutún, las plantas de Biodiésel y diésel renovable (FAME 1,  FAME 2 y HVO), entre otros proyectos que fomentarán la producción en diferentes sectores de la economía y no son valorados por Fitch.

La evaluación de Fitch tampoco considera que se viene implementando el “Plan de Reactivación Upstream 2021 – 2024”, que prioriza proyectos de exploración en la búsqueda de nuevos yacimientos de gas y petróleo.

Es importante destacar la efectividad de las medidas implementadas para gestionar los recursos energéticos de manera más eficiente y el uso de biocombustibles como el etanol que permiten reducir la cantidad de combustible subvencionado, disminuyendo su impacto en las finanzas públicas.

El informe tampoco evalúa la recuperación del mercado laboral. Las cifras oficiales de desempleo muestran una tendencia a la baja, destacando la recuperación del mercado laboral con niveles cercanos a los prepandemia, lo que sitúa a Bolivia en una posición destacada a nivel sudamericano y con el reconocimiento de organismos internacionales como la Comunidad Económica para América Latina (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

También se recuerda que las exportaciones de la industria manufacturera representaron más del 50% del total exportado en la gestión 2021, 2022 y a noviembre de 2023, reduciendo la participación de las materias primas.

Con relación a la deuda, Bolivia ha mostrado cumplimiento permanente y responsable, característica que destaca como fortaleza Fitch. El cumplimiento de los compromisos asumidos está garantizado puesto que se ha trabajado en la implementación de los planes que coadyuvan a la industrialización, la sustitución de importaciones y la dinamización de la economía.

Es importante recordar que la gestión pasada, cuando las calificadoras de riesgo evaluaron a Bolivia y bajaron su calificación, lo hicieron bajo el argumento de que el país tenía una alta probabilidad de incumplimiento de pagos de la deuda, sin embargo, el Gobierno Nacional ha honrado sus deudas de manera puntual.

El Ministerio de Economía destaca la resiliencia del sistema financiero que reconoce la calificadora.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0